vip-payday.co.uk
Área de Laboratorío

Área de Laboratorío

Homeoestímulos inocuos, no tóxicos que estimulan la curación. No inhiben ni interfieren las respuestas curativas, estimulan la capacidad de auto curación (vis medicatrix naturae).

More...
Consagración y Servicio

Consagración y Servicio

La Farmacia Médica Homeopática SER HUMANO tiene más de 2 lustros de estar consagrados a  brindar salud natural.

More...
Premiaciones

Premiaciones

La farmacia médica homeopática SER HUMANO, le participa a su honorable grupo de clientes y amigos que nos hemos hecho merecedores de distintos galardones.

More...
Premios Ser Humano

Premios Ser Humano

Premio Internacional a la  Excelencia "Excellence Awards Institute 2.008". Membrecia de Honor " Cambridge International University 2007".

More...
Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2010 JoomlaWorks, a business unit of Nuevvo Webware Ltd.

HOMEOPATíA
Aclaraciones y respuestas a preguntas frecuentes



 

 

 

 

La Homeopatía (Arriba) es un sistema médico, que durante más de 210 años ha beneficiado a las millones de personas que han recurrido a su seno en busca de ayuda, para un sin numero de dolencias, físicas, emocionales y mentales.

Diariamente ha venido demostrando su solidez, efectividad y grandes ventajas, por eso la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1978 reconoció oficialmente esta terapéutica, y aunque no la regula ni normaliza; sin embargo, si recomienda aplicar esta disciplina en todos los sistemas de salud en el mundo1.

Se estima según datos ofrecidos por la OMS que más de 500 millones de personas reciben tratamiento homeopático en todo el mundo, con resultados que son sencillamente, excelentes.

Este método se ha ejercido exitosamente en muchos países desarrollados o en vías de desarrollo, incluso, mucho antes que la OMS se percatara y elogiara sus múltiples beneficios. Por ejemplo, son reconocidas sus grandes ventajas en Inglaterra, donde la familia real se trata exclusivamente con esta terapéutica y la patrocina, existiendo allí universidades, hospitales y clínicas homeopáticas de mucho prestigio; en Alemania, Bélgica, Holanda, Francia, Suiza e Italia donde indudablemente sus avances y difusión son notables.

En la India al igual que en otros países existen estudios universitarios de pregrado y postgrado de Homeopatía, Mahatma Gandhi sobre ella dijo: “La homeopatía es el método más avanzado y refinado para curar al paciente de forma económica y no violenta”2. Kirpal Singh maestro perfecto del Surat Shabd yoga al charlar con algunos discípulos que se encontraban con problemas de salud, junto a otras normas a seguir llegó ha aconsejarles así: “…él debe recurrir al consejo médico de un especialista, preferiblemente homeopático”3… Igualmente Osho, maestro del crecimiento humano, quien ha sido descrito por el Sundays Times de Londres como uno de los 1000 forjadores del siglo XX, en varios apartados de sus charlas por el mundo saca a relucir las ventajas de este sistema médico.

En Estados unidos, México, Argentina, Chile, Ecuador, entre otros países también es valiosa la difusión y logros que se están alcanzando; pero desafortunadamente en Colombia, todavía algunas personas tienen una idea equivocada sobre ella, a pesar de venirse practicando rigurosamente desde hace más de un siglo, y que diariamente recurran a ella, para mejorar su estado de salud, personalidades reconocidas, entre las que se encuentran los últimos presidentes de la republica y personajes de la farándula.

 

¿Cuales son las razones para que algunas personas tengan una idea equivocada sobre la Homeopatía?(Arriba)

Esto se debe principalmente a cuatro razones a saber:

La primera razón, es que han existido personas inescrupulosas, charlatanes que han utilizado el nombre de la homeopatía para encubrir sus mal intencionadas prácticas, que nada tienen que ver con la rigurosa ciencia de la homeopatía, desprestigiando y contaminando así su nombre. Es de aclarar que las personas que proceden de esta manera, desconocen todo sobre el ejercicio médico homeopático y lo que realizan es una mezcla informe de procedimientos que en el mejor de los casos solo sirven para descrestar a uno que otro ingenuo que en la búsqueda desesperada por su salud se tropiezan con estos embaucadores que se aprovechan de su dolor e ingenuidad, dejándolos en la calle y en un peor estado de salud que al principio.

Lo triste de todo esto, es que siempre estos charlatanes terminan sin ser acusados, culpabilizados, ni castigados, y como nombraban dentro de sus supuestos títulos el de Homeópata, la persona afectada o sus allegados depositan todo la frustración, rabia e inconformismo no sobre el sujeto charlatán como debería ser, sino que lo generalizan y lo extienden conciente o inconcientemente a la homeopatía, que nada tiene que ver con eso. Así cada vez que oyen hablar sobre ella, les llega el sentir y el recuerdo desagradable de lo ocurrido, opinando ahora mal sobre un sistema médico que todavía no han tenido la posibilidad de conocer, y que muy seguramente podría ser la solución de sus dolencias de haber asistido a la consulta de un digno representante de la verdadera Homeopatía.

La segunda razón es que existe una considerable cantidad de personas, entre las que no se logran escapar muchos de los que se consideran “científicos”, que aceptan solo como “verdad” aquello que: primero les gusta, segundo les conviene y tercero conocen. Por tanto al escuchar hablar de Homeopatía, lo que indudablemente es una gran VERDAD, caen en una burlesca actitud de incredulidad, consecuencia de haber basado su vida solo en la limitada opinión consensual del colectivo al que pertenecen, aferrándose ciega y obstinadamente a las creencias y conceptos que de allí derivan. Esta rigidez mental no les permite percatarse que con los conocimientos y creencias que hasta ahora poseen, solo logran abarcar una pequeña parte de la realidad, siendo estos insuficientes a la hora de abordar íntegramente al ser humano, la enfermedad, la curación y la Homeopatía, prueba de esto son el sin número de enfermedades crónicas para las cuales las ciencias oficialmente conocidas, no tienen ninguna explicación sólida, ni mucho menos un tratamiento efectivo.

La tercera razón (que va muy de la mano de la anterior) es que inconcientemente, muchas personas repiten por hábito lo que aprendieron desde niño, lo cual es lo único que aceptan como cierto. Siendo su certeza de “verdad”, solamente el sentirse en mayoría. Ese estar acompañado por otros que opinan igual, produce en estos individuos una total sensación de seguridad, llegando así a aferrarse ciegamente a estos conocimientos que por tradición son aceptados, sin llegar a percatarse de los errores que constantemente salen a relucir, por tanto al encontrarse estos individuos frente a algo o alguien que ponga en tela de juicio dichos conocimientos, lo que se esta poniendo a flaquear en realidad no son solamente los conocimientos aprendidos sino, la seguridad psico-emocional que de estos deriva.

Por eso este sujeto se negará obstinadamente y emotivamente a aceptar cualquier nuevo conocimiento -sean ciertos estos o no- que no refuercen lo que él ya conoce, le gusta y conviene. Estas personas como dría el Dr. Eduardo Lasprilla sin darse cuenta, viven teniendo como bandera en su vida las frases populares, ¿para donde va Vicente?, para donde va la gente, ¿Para donde va Ramón? para donde va el manchón, ¿para donde va Reimundo? Para donde va todo el mundo, ¿para donde va Tomás? Para donde van los demás, dando muestra con esto, de la poca independencia racional alcanzada.

La cuarta razón es que muchas personas se acercan a la homeopatía imbuidos y cegados por el paradigma materialista-positivista que es en el que se fundamenta la medicina ortodoxa o Alopatía, el cual es el modelo imperante, más no por eso el único, ni el más completo, ni el mejor, e intentan entender a través de éste a la medicina homeopática, que se fundamenta en un esquema metodológico completamente diferente, el paradigma vitalista, siendo esto algo tan absurdo como intentar medir algo tan puro y sutil como el amor con un metro o con una formula matemática.

Por estas y otras razones, ciertas personas nunca terminan de entender como funciona y en que se basa el sistema médico homeopático, no quedándoles entonces otra salida más que:

 

- Salir huyendo y distanciarse, olvidándose de una gran verdad para la cual no se dió la talla, pues es fácil transitar por lo conocido, pero para adentrarse en el terreno de lo desconocido, para eso si que se necesita gran valor y mucho amor por la verdad.

 

- Atacarla en respuesta a no poder haberla entendido. Como no la logran comprender y no tienen las bases suficientes para ejercerla, deciden atacarla. Tomando la actitud infantil: Como no la entiendo no es verdad, lo cual es sencillamente absurdo.

- Tergiversar sus sólidos fundamentos, al intentar entenderla basados en los limitados conocimientos que se tienen y que solo son aplicables a lo que hasta ahora conocen; pero que a la hora de abordar el estudio riguroso de la Homeopatía, no son suficientes, no quedándoles otro camino sino reducirla, intentando así hacer pasar a un camello por el pequeño ojo de una aguja.

 

- Intentar ejercerla sin llegar a comprenderla plenamente, lo que trae como lógica consecuencia repetidas prescripciones equívocas, teniendo así constantemente que recurrir a otros procedimientos terapéuticos para complementarla, lo cual no tendría nada de malo, en tanto se tenga claro que se hace por la poca profundidad que se ha alcanzado en el maravilloso mundo de la Homeopatía y no por que se hallan agotado sus inmensas posibilidades; ya lo dijera el gran James Tylor Kent en aforismos y preceptos “Cuando usted comete errores, debe estar seguro de que ellos están dentro suyo. Si usted piensa que el error está en la Homeopatía, comenzara sus correcciones por el lado equivocado del libro”.

 

¿Que es la Medicina Alternativa?(Arriba)

Desde hace algún tiempo es común escuchar hablar de la medicina alternativa o terapias alternativas, por eso es necesario aclarar que es, y que terapias se podrían considerar entran dentro de esta clasificación en Colombia, para así lograr identificar nítidamente el lugar de la Homeopatía dentro de los diversos sistemas médico existentes.

 

En palabras sencillas podemos decir que todo sistema médico que sea diferente al convencional, del que se enseña y ejerce por costumbre en un determinado país, se le llama alternativo. Quiere decir esto que toda medicina que se distancie del modelo comúnmente aceptado, se le llamará medicina alternativa, por ser ella una opción diferente a la forma clásica de atención médica; pero hay que tener presente que aquellas terapias que en un país son llamadas alternativas en otros lugares del mundo pueden ser sistemas que se ejerzan tradicionalmente y por tanto, allí no podrían llamarse con el calificativo de “alternativa” pues allí son autóctonas.

 

¿Existen en Colombia leyes que reglamenten las terapias Alternativas?(Arriba)

En Colombia la resolución 02927 DE 1996 reglamenta la práctica de terapias alternativas y establece normas técnicas, científicas y administrativas para su ejercicio.

En esta resolución se definen las terapias alternativas de la siguiente manera:

Terapias alternativas: Es el conjunto de conocimientos y procedimientos terapéuticos derivados de algunas culturas medicas existentes en el mundo, que han alcanzado un desarrollo científico, empleados para la promoción de la salud, la prevención, diagnostico de la enfermedad, el tratamiento y rehabilitación de los enfermos, en el marco de una salud integral y considerando al ser humano como una unidad constituida por cuerpo, mente y energía”.

 

Igualmente esta resolución utiliza y define los siguientes conceptos:

 

- Bioenergética: Es el conjunto de conocimientos y procedimientos médicos que interpretan y estudian a los seres humanos como una organización de energías biológicas (Bio-energías), que permiten diagnosticar y tratar las alteraciones y regulación de estas. Todos los modelos terapéuticos considerados dentro de la medicina Bioenergética propician un proceso de autocuración reorientando y reorganizando la red de circuitos energéticos del organismo. Se apoyan en el proceso bioenergético las siguientes:

 

- Homeopatía y sus modalidades: Es un sistema que basado en leyes naturales y aplicando una metodología científica. propone un método terapéutico basado en la ley de la similitud (similia similibus curentur), según la cual es posible tratar un enfermo administrándole información energética obtenida a partir de sustancias que producen síntomas semejantes a los del enfermo.

 

- Acupuntura y procedimientos asociados: Consiste en la regulación de la corriente energética dentro de un sistema de circulación en el cuerpo, mediante la estimulación con agujas, calor, electricidad, sustancias químicas, naturales y sintéticas de determinados puntos de la piel, con el fin de prevenir, curar, aliviar las enfermedades o síntomas y rehabilitar a la persona.

 

- Terapia Neural: Método terapéutico que fundamenta su acción terapéutica en la estabilización de las membranas celulares mediante la utilización de microdosis de anestésicos locales aplicados en sitios específicos del organismo.

 

- Terapias con filtros: Es una terapéutica basada en el manejo de la información electromagnética contenida en el campo energético que rodea al ser humano, el cual conecta con los procesos fisiológicos del organismo. Al incidir sobre ese campo electromagnético, por el fenómeno fotoeléctrico de los filtros se puede reorganizar los procesos físicos, emocionales y mentales del individuo hacia la normalidad.

 

- Terapias Manuales: Terapias aplicadas con las manos fundamentada en que el cuerpo es un organismo vital donde la estructura y la función están coordinadas; la terapia actúa corrigiendo anomalías, para producir efectos reordenadores y reguladores”.

 

Como vemos en esta resolución se intenta subsumir la Homeopatía a la bioenergética como una forma de terapia apoyada en su modelo conceptual, hecho que es poco cierto como veremos posteriormente, pero que aceptaremos por el momento en post de dar respuesta sencilla ha este primer interrogante y demostrar que estas ciencias tienen

un soporte y validez científico- legal. Pero es importante tener claro, primero que la homeopatía es un sistema médico y no una simple terapia que presta una colaboración secundaria, y segundo que ella aborda al ser humano con pleno conocimiento que él es mucho más que energía y circuitos energéticos.


Homeopatía y medicina convencional. ¿En que se diferencian?(Arriba)

La medicina convencional o alopatía se basa en el principio Contraria Contrariis Curantur por tanto, utiliza principalmente el lema del "anti". Esto indica que sus medicamentos producen y provocan la reacción contraria a la que está presente en el enfermo. Es así que si hay inflamación se prescriben anti inflamatorios ( ejemplo ibuprofeno), si hay dolor se prescriben analgésicos, anti dolores ( ejemplo, acetaminofeno ). De esta manera la medicina convencional consigue suprimir síntomas y, en ocasiones, a la fuerza enmudecerlos por completo, dando un aparente estado de bienestar a la persona.

Hay que tener presente, que este cambio es solo momentáneo y perdurará mientras la dosis del medicamento perdure en el organismo enfermo. Pero el disturbio que ha dado origen a los síntomas molestos, aún no ha sido resuelto, y ese es el problema a resolver, justamente allí esta la clave. Esto es lo que la homeopatía busca y consigue.

Hay que tener claro las siguientes diferencias:

1. La Alopatía y la Homeopatía tienen concepciones opuestas tanto en su fundamentación teórica como en su proceder terapéutico un ejemplo es que mientras la Alopatía considera enferma una parte del paciente y medica para ella; la Homeopatía considera enfermo el todo del paciente y le medica como totalidad.

2. Lo que concibe como enfermedad la Alopatía, solamente representa para la Homeopatía el resultado de un proceso dinámico mucho más profundo. Mientras que para la Alopatía usted está enfermo por que tiene artrosis; para la homeopatía usted tiene artrosis por que está enfermo.

3. La verdadera Homeopatía no cura enfermedades, sino enfermos como lo sugeriría Hipócrates, padre de la medicina; mientras que la Alopatía cura enfermedades y no enfermos. Un ejemplo sencillo podría ser, que mientras la Alopatía atiende una gastritis como una enfermedad en la cual se encuentra enfermo el estomago; la Homeopatía tiene bien claro que más allá del estomago, el que se encuentra enfermo es una persona y que como consecuencia de haber perdido la armonía como totalidad aparecen en él diversos síntomas molestos, los cuales algunos se llegan a depositar sobre el estomago, siendo estos los que nota el médico alópata y denomina gastritis.

4. Mientras la Alopatía se centra primordialmente en los síntomas físicos, la homeopatía sabe que el hombre es una totalidad conformada por un cuerpo psicoespiritual, un cuerpo mental, un cuerpo emocional y por el cuerpo físico y que dentro de estos hay un orden de importancia que va desde lo psicoespiritual que es lo más profundo al cuerpo físico el cual es el menos profundo.

Es cierto que no podemos desconocer la utilidad de la medicina convencional o Alopatía (sobre todo por los adelantos quirúrgicos obtenidos), pero indiscutiblemente es un error recurrir a ella de primera mano, a sabiendas de la cantidad de efectos secundarios, contraindicaciones y efectos iatrogénicos que posee. Primero, deberíamos agotar todas las posibilidades que nos ofrece la Homeopatía, o en su defecto recurrir a otras terapias naturales con las que se consiguen buenos resultados sin correr tantos riesgos innecesarios, fracasadas todas estas posibilidades y estando seguros que fueron aplicadas por un digno representante de ellas, a hora sí, recurrir a la medicina convencional siendo ahora sí la opción más adecuada.

 

¿Qué es la homotoxicología, y cual es su relación con la Homeopatía y la Alopatía?(Arriba)

La homotoxicología interpreta la enfermedad como la lucha de defensa del organismo contra las toxinas (homotoxinas). Según el autor de este sistema terapéutico, el Dr. Hans Heinrich Reckeweg (1905-1985), numerosas enfermedades se originan cuando tiene lugar un aumento de la sobrecarga homotóxica en el entramado del tejido conjuntivo (matriz extracelular).

La matriz extracelular "obstruida" obstaculiza primero el transporte de nutrientes desde los capilares sanguíneos hasta las células, que necesitan ser nutridas. Se produce entonces un trastorno del equilibrio dinámico del organismo y se dificultan los procesos biológicos más importantes. Estos trastornos se traducen finalmente como enfermedad.

Para el restablecimiento del equilibrio Reckeweg desarrolló medicamentos homeopáticos compuestos, a los que dio el nombre de medicamentos homeopáticos "antihomotóxicos". Estos fármacos persiguen la eliminación de las homotoxinas acumuladas en el organismo y, de esa manera, favorecer la curación.

Hay que dejar claro que la homotoxicología prescribe a la entidad nosológica o enfermedad, al igual que la medicina convencional o alopatía, radicando su diferencia en que la homotoxicología utiliza medicamentos complejos que han sido previamente dinamizados y cuyos efectos secundarios o iatrogenicos son muy pocos en comparación con la alopatía; pero al mismo tiempo se distancia de todos los principios que regulan el ejercicio de la verdadera homeopatía, pues ella tiene sus propios fundamentos (ver escuelas homeopáticas y bases y principios de la Homeopatía) Como conclusión, se puede decir que en forma general la homotoxicología utiliza medicamentos homeopáticos complejos desde una perspectiva Alopática.

 

¿Es igual a la medicina natural o naturopatía a la Homeopatía?(Arriba)

La medicina natural es un tipo de medicina alternativa que utiliza remedios naturales o tradicionales. Según la Organización Mundial de la

Salud (O.M.S) el término utilizado se refiere tanto a los sistemas de medicina tradicional como a las diversas formas de medicina indígena.

La medicina natural también recibe el nombre de naturopatía o naturología. Es un sistema que enfatiza un estilo de vida saludable, quienes la practican proponen que existe una fuerza curativa en el cuerpo que establece, mantiene y devuelve la salud. Para alejar la enfermedad utiliza métodos como el ayuno, la hidroterapia, el masaje, terapias con vitaminas y minerales, dietas vegetarianas, alimentos sanos, hierbas, vendajes con barro y ejercicio.

La Naturopatía es holística u holista, al igual que la homeopatía; pero el abordaje terapéutico es muy distinto entre estos sistemas médicos. Se puede decir que la Homeopatía es un sistema médico natural, por que sigue las leyes que Dios ha plasmado en la naturaleza; pero en la forma de concebir la vida, la salud y la enfermedad, encontramos sus grandes diferencias.

Aunque la medicina natural se considera una alternativa a la medicina convencional, hay que tener presente que muchos preparados naturales usados en la medicina natural (al igual que en la fitoterapia) contienen moléculas activas, al igual que en la medicina convencional, pero con la diferencia que la fuente proviene del reino vegetal en lugar de ser un productos sintéticos, lo cual disminuye la posibilidad de efectos secundarios o iatrogénicos; pero aún así no dejan de estar ausentes por completo.

 

¿Es igual la Medicina Homeopática a la medicina herbolaria?(Arriba)

La Homeopatía en ocasiones es confundida por quienes no la conocen, con la medicina herbolaria, por eso veamos brevemente que es cada una de ellas, y sus diferencias.

De manera sencilla diremos que:

La Medicina Herbolaria: También recibe el nombre de fitoterapia (Termino que procede del griego. “Fito”, significa planta o vegetal, y “terapia”, significa tratamiento). Es entonces el tratamiento de las enfermedades mediante plantas o sustancias vegetales. Algunos la denominan más inexactamente Botánica, y a quienes la ejercen, popularmente, los suelen llamar “botánicos”, “hierbateros” o “curanderos” con plantas medicinales.

Quienes confunden estos sistemas médicos lo hacen porque:

Ambas utilizan derivados del reino vegetal con objetivos medicinales, pero mientras la fitoterapia es un método que ayuda a mantener la salud exclusivamente con plantas medicinales, la homeopatía como veremos más adelante es muy diferente de éstas, y de cualquier otro sistema médico.

 

Algunas diferencias y semejanzas.

- La fitoterapia utiliza solo plantas medicinales con fines curativos. La homeopatía además de reino vegetal también emplea sustancias que pertenecen a otros reinos como el animal y el mineral,etc.. para elaborar sus medicamentos.

- La fitoterapia para extraer los principios curativos de la planta utiliza infusiones, decocciones, maceraciones,…etc. Igual lo hace la homeopatía, pero mientras la botánica los suministra en dosis ponderables actuando estos por acción sinergística, la homeopatía somete estos extractos, y a las demás materias primas que proceden de otras fuentes, a un proceso estricto de dinamización (dilución más sucusión), trasformando estas en medicamentos infinitesimales, que actúan a través del “mensaje informacional” que comportan dichas sustancias y que es develado por el proceso de dinamización. Logrando con este medicamento dinamizado el regreso a la armonía perdida que se manifestaba en forma de enfermedad.

- La prescripción Homeopática se hace guiados por el principio de similitud, que plantea que lo semejante cura lo semejante.

- Todo medicamento homeopático ha sido sometido a una experimentación pura, a través de la cual se tiene bien claro, este para que sirve, pues, ha desarrollado los síntomas en la persona sana durante la experimentación que deben de ser curados en el paciente enfermo.

 

“Para la Homeopatía el ideal más elevado de una curación es restablecer la salud de manera rápida, suave y permanente, o quitar y destruir toda la enfermedad por el camino más corto, más seguro y menos perjudicial, basándose en principios de fácil comprensión”.

Samuel Hahnemann

Parágrafo II del Organon

 

¿De donde proviene la palabra Homeopatía?(Arriba)

 

El termino homeopatía fue acuñado por el médico Alemán Dr. Samuel Hahnemann (1755-1843 padre de la homeopatía), apareciendo este por primera vez en su libro el Organon del arte de curar que fue publicado en 1810.

 

La Homeopatía surge a partir de dos palabras griegas: homoios, que significa “semejante” y pathos, que traduce “padecimiento, sufrimiento

enfermedad”. Etimológicamente entonces la palabra Homeopatía quiere decir “padecimiento, enfermedad similar”, por tanto, se logra entender de esto, que la metodología que utiliza la homeopatía persigue la curación a través de aquel medicamento, que sea el más semejante al sufrimiento que aqueja al paciente.

 

La homeopatía es una terapéutica que cumple con todas los requerimientos que la humanidad tan afanosamente reclama y necesita, pues ella promulga y profesa una filosofía holista (del griego hólos,”total”) de la salud y la curación, donde la persona es tratada como un ser humano íntegro, como un todo, reconociendo que la mente, las emociones y los distintos órganos del cuerpo están perfectamente interconectados e interrelacionados. Para ella el Ser Humano es mucho más que la suma de sus distintas partes, por tanto, considera poco sensato tratar solo una parte, sin considerar al resto del Ser.

 

Es necesario repetir insistentemente la verdad, por que a diario se nos predica la mentira por parte de aquellos, cuya única seguridad la extraen del hecho de sentirse en mayoría”.

Johann Wolfgang von Goethe

Historia de la Homeopatía y la Similitud(Arriba)

 

“Breve resumen sobre la historia de la Homeopatía.

La Homeopatía fue descubierta y sistematizada, por el Dr. Christian Friedrich Samuel Hahnemann Spiess un brillante médico y químico, quien a demás era un incansable investigador de la naturaleza humana, mineralogista, toxicólogo y experto políglota, dominaba el francés, ingles, italiano, español, sirio, latín, griego, hebreo, árabe, el alemán que era su lengua nata y hasta conocía caldeo.

Nació el 10 de abril de 1755 en la ciudad de Meissen Alemania, su nombre le fue dado por las siguientes razones: Christián, por cristo; Friedrich, por Federico II rey de Prusia, y Samuel por que significa “Dios me ha oído”. Decepcionado de la medicina convencional de su tiempo renunció a su ejercicio, por considerar sus métodos muy agresivos y de poca eficacia. Todo esto a sabiendas que le costaría su estabilidad económica y su estatus que para la época iba en rápido ascenso; pero indudablemente en él era más grande su amor por la verdad y su compromiso por la humanidad, que el interés exclusivamente materialista que reina en la mayoría de nosotros.

 

En esos momentos duros de su vida llegó a decir: “leeré todos los autores, desde Hipócrates hasta los más recientes, y que el diablo sea conmigo si no reúno en mi pensamiento la síntesis del saber y soy un médico que triunfe sobre la muerte”

 

Los médicos de los siglos dieciocho y diecinueve consideraban que las enfermedades eran ocasionadas por humores, o líquidos que debían ser expulsados por todos los medios.

Sangrías, vomitivos, purgantes drásticos, vejigatorios, exutorios,…etc.

eran procedimientos de rutina que violentaban al paciente, que carecían de fundamentos lógicos-racionales, y que eran aplicados en forma totalmente empírica sin ningún soporte válido, o base científica (“ medicina basada en la evidencia”) como se diría hoy en día. Frente ha estos procedimientos, y a la absurda costumbre de prescribir en una sola receta mezclas un sin número de productos ( ¡hasta cincuenta ingredientes!) sin ninguna evidencia que apoyase su uso, Hahnemann sentó su voz de protesta, por lo que los médicos y boticarios inmediatamente le denunciaron por herejía, pues estaba en contra de los supuestos “principios ciertos de la ciencia”. Esta situación lo llevo a innumerables estudios, investigaciones y experimentos que lo condujeron al desarrollo de un sistema de curación que no solo era sumamente seguro, sino que también tenía sólidas bases metodológicas experimentales.

 

La Homeopatía se considera oficialmente fundada en 1796, año en que Hahnemann publica en la revista médica más importante de la época llamada el periódico del profesor Hufeland un “ensayo sobre un nuevo principio para descubrir las virtudes curativas de las sustancias medicinales, seguido de algunos comentarios sobre los principios admitidos hasta nuestros días”.

 

Pero la historia de la homeopatía es mucho más antigua, prácticamente inicia en Grecia, para ser preciso en la isla de Cos, con HIPÓCRATES (460 a 377 a.c). Quien es considerado el padre de la medicina, y el que después de dedicar por entero su vida al estudio y observación de la naturaleza, plantea que existen dos maneras posibles de curar: por los contrarios y por los semejantes.

 

El camino de los contrarios que es el más conocido fue seguido años más tarde por GALENO (129-199 a.c) y a partir de allí surge la medicina ortodoxa, la que se considera la “medicina oficial”. El otro camino el cual es un poco menos conocido, pero no por eso menos importante, es el que condujo a la medicina homeopática. Sería esbozado por personalidades de la talla de Santo Tomás de Aquino, Felipe Teofrasto de Hohenheim más conocido como Paracelso, Sydenham, Stahl, Von Haller y por todos los médicos que han defendido y defienden el llamado vitalismo en medicina.

Es importante hacer notar que Hahnemann en la introducción de su libro El Organon del arte de curar, publicado en 1810, cita a nada más y nada menos que 440 autores 5 que desde Hipócrates hasta él, de alguna manera pueden ser considerados pioneros en su entusiasmo por el principio de la similitud, principio que solo llega a su edad adulta con Hahnemann.

El sabio maestro no hizo más que dedicar su vida por entero ha desarrollar una medicina que beneficiara a la humanidad, y por ironías de la vida en pago a esta desinteresada labor fue victima de viles persecuciones, teniendo que huir de población en población y ocultarse, pues los médicos y boticarios, que ayer le reconocían sus meritos hoy se convertían en sus peores enemigos y no dudaban en desacreditarlo públicamente, amenazarlo, humillarlo y agredirlo; pero ante esta situación Hahnemann no se amedrento, si no que, al contrario esto le sirvió de impulso para seguir con su magna y noble labor.

Sus nobles palabras hablan por sí mismo: “En mi vida, no deseo ningún reconocimiento por la beneficiosa verdad que he propagado desinteresadamente. Lo que he hecho por el mundo lo hice por motivos elevados”.

En 1843 el 2 de Julio a los 88 años de edad fallece el gran sabio de Meissen, dejando abiertas las puertas de un bello mundo por explorar, no pudiendo alcanzarle a pesar de su fructífera y longeva vida ha construir todo lo vio como una real posibilidad. Afortunadamente médicos investigadores muy consagrados han continuado la labor de divulgación y perfeccionamiento teniendo siempre como meta llevar a feliz término lo que hahnemann soñó debía ser la salud y la vida.

 

¿Qué es la Homeopatía?(Arriba)

La real academia de la lengua define a la Homeopatía como : Un sistema curativo que aplica a las enfermerdades, en dosis mínimas, las mismas sustancias que en mayores cantidades, producirían en el hombre sano síntomas iguales o parecidos a los que se trata de combatir.

Como se puede observar esta definición planteada de esta manera no ayuda mucho a clarificar el interrogante, sobre todo a aquellos que no conoce su metología y que se acercan por primera vez a ella. Por tanto prefiero responder a ésta pregunta de la siguiente manera:

La Homeopatía es un sistema médico terapéutico -ciencia y arte curar- basado en principios y leyes naturales, que aborda al ser humano como un todo integral, conformado por alma, mente, emociones, fuerza o energía vital y cuerpo. Que tiene bien claro que mientras el ser humano se encuentre en equilibrio, avanzando armónicamente al ritmo de la existencia, prevalece en él, un estado de bienestar que es lo que denominamos salud; pero al perderse éste equilibrio, y estancarse su desarrollo y evolución, cae en un estado de desarmonía, que se manifiesta a través de una serie de molestas perturbaciones, que comúnmente llamamos enfermedad.

Para restablecer la armonía y lograr la curación, la Homeopatía se rige por el principio formulado en latín “SIMILIA SIMILIBUS CURENTUR” que traduce lo semejante cura lo semejante o “ley de los similares” formulado por Hipócrates (460 a 377 a.c) padre de la medicina, y que fue retomado, desarrollado y perfeccionado por el médico Alemán Dr. Samuel Hahnemann.

Este principio establece que si una sustancia cualquiera tiene el potencial de producir síntomas patológicos en una persona sana, cuando es tomada en grandes dosis o al utilizarla por un tiempo muy prolongado, ésta misma sustancia también tiene el potencial de curar o eliminar las molestias que le sea semejante en una persona enferma, siempre que dicha sustancia sea suministrada en dosis mínimas o infinitesimales y haya sido sometida a unas vigorosas agitaciones controladas, las cuales suelen denominarse, sucusiones.

La finalidad que la Homeopatía persigue a través de su forma metodológica de abordar al paciente es lograr la estimulación de la energía vital-natural, ayudar a reencausar el equilibrio perdido y potenciar los mecanismos intrínsecos de autocuración.

 

- Ejemplo de la ley de la similitud.

En el siglo XIX era costumbre de las mujeres alemanas tomar regularmente la hierba valeriana como bebida estimulante. El abuso de esta práctica terminó por afectarles “el sistema nervioso”. Produciéndoles fenómenos nerviosos e histéricos a demás de diversas molestias hipocondríacas.

Todos estos síntomas la Homeopatía los observó y analizó minuciosamente, los sistematizó y los corroboró reiteradas veces por medio del método de experimentación pura. Llegando a la conclusión, que la Valeriana produce bajo condiciones experimentales estrictas y al mismo tiempo logra curar, entre otros los siguientes síntomas:

Estados de histeria con hipersensibilidad general y de los sentidos, excesiva excitabilidad nerviosa, con temperamento muy cambiante e inestable, alternancias muy marcadas de síntomas mentales totalmente opuestos, pasando de la mayor alegría a la más profunda tristeza, de la suavidad y dulzura a la mayor agresividad e irritabilidad; a menudo acompañándose todo esto de un gran aflujo de pensamientos o ideas que parecen perseguirse unas a otras.

Todos estos síntomas agrupados como resultados de la investigación y experimentación, nos dan la seguridad a los homeópatas que cuando nos encontremos frente a una persona que presenta síntomas muy semejantes a los que hemos descrito, hipersensibilidad, temperamento cambiante, aflujo de pensamientos,…etc. el procedimiento correcto es indicar Valeriana oficinales en dosis infinitesimales, aunque ésta persona jamás la haya probado, y sus molestias procedan por otras causas.

Pues lo semejante es curado por lo semejante, lográndose así con unas cuantas dosis Dinamizadas (dilusión + Sucusion) relajar el estados emocionales alterado y serenar la mente poniendo fin absoluto al desequilibrio.

 

¿Cuales son las bases y principios de la homeopatía?(Arriba)

La homeopatía está basada en cuatro principios fundamentales que la soportan

1. Principio de la similitud :

El principio fundamental sobre el cual se apoya la homeopatía, es el principio de similitud. Hahnemann en el siglo XVIII se da cuenta en sus repetidas observaciones, que existen dos maneras básicas de curar,

a través de la ley de los opuestos y a través de la ley de los similares, hecho que había planteado ya Hipócrates, padre de la medicina muchos siglo antes que él y de lo cual tenía pleno conocimiento y así recocía.

Observa que se puede tratar una enfermedad oponiéndose al síntoma, como por ejemplo cuando se utilizan antiinflamatorios para tratar una inflamación. Esta es la forma que utiliza la medicina convencional y se basa en mitigar el síntoma mediante su supresión directa, actuando solo en forma parcial.

En la otra forma, es curar por los similares que es la que utiliza la Homeopatía, en ésta, el medicamento actúa en la misma dirección que lo hace la enfermedad, haciendo participar al organismo en la curación, mediante la estimulación natural de todo el constructo vital del paciente. En este caso el medicamento no se impone sobre el síntoma suprimiéndolo, si no que al despertar una reacción de autocuración el síntoma desaparece debido a la acción concreta de los mecanismos de autocuración que la persona posee, realizándose así un tratamiento más profundo y completo.

 

2. Principio de experimentación en el hombre sano:

Hahnemann al observar el fenómeno de la curación de la fiebre palúdica con la quinina realizada por el Dr. Cullen, despertó su curiosidad científica y lo llevó a experimentar en sí mismo con la quina y luego con varios medicamentos más.

Se dio cuenta, entonces que los síntomas producidos experimentalmente en un hombre sano, en este caso él mismo, eran los que el medicamento podía curar luego en el enfermo.

Así la quina, fue la primera sustancia que experimento en él mismo, esto lo animó para seguir experimentando en él y luego en otros voluntarios, descubriendo así el poder curativo de nuevos medicamentos, Esta labor fue continuada por otros consagrados investigadores y en la actualidad ya se habla de mucho más de tres mil medicamentos experimentados.

 

3. Principio de la dosis infinitesimal:

En sus experimentaciones con sustancias Hahnemann tuvo que ir disminuyendo la cantidad o dosis ingerida para evitar los efectos nocivos de las mismas, y no poner en riesgo su vida, la de sus amigos y la de todos los colaboradores que participaban en sus ensayos, para esto comenzó a diluirlas en agua tridestilada cada vez más, hasta casi no quedar nada de ellas. Como el efecto de las sustancias durante la experimentación eran cada vez más suaves y limitados decidió además agitar el frasco con unos fuertes golpes o sucusiones para lograr homogenizarlas, descubriendo, para su asombro que las sustancias diluidas seguían teniendo efecto a pesar de las constantes diluciones, pero a demás de esto, vio aparecer virtudes escondidas en las sustancias que se manifestaban a través de los síntomas experimentales que incluían no solo los síntomas de la esfera física sino también la esfera emocional y la mental.

Resumiendo, Hahnemann había descubierto que diluyendo la sustancia disminuía su concentración al mismo tiempo que sus efectos nocivos (propios de cada sustancia, según concentración) y que además si los agitaba o sucusionaba, de estos emergían nuevas propiedades curativas, que estaban ocultas en estado crudo o natural.

Solamente hasta ahora la física cuántica ha iniciado a explicar lo que la experiencia ya viene confirmando desde hace más de 211 años. La acción de los medicamentos homeopáticos no puede ser explicado por las leyes de la química y física convencional. Los avances en la física y la revolución de todos los conceptos sobre la materia, la energía y el espacio tiempo relativo sobre lo cual trabajó Albert Einstein y sus sucesores empiezan a darle sentido a un universo que funciona de un modo inesperado y diferente a los razonamientos y creencias habituales.

 

4. Principio del medicamento único :

Hahnemann afirmaba categóricamente que si la experimentación en el hombre sano se hacía con un solo medicamento a la vez para de ese modo conocer su acción particular y específica sobre cada experimentador a través de los síntomas que produjera esa patogenesia, también se debería prescribir un solo medicamento en la consulta, cuando al tomar los síntomas del enfermo estos fueran similares al del medicamento experimentado previamente en el experimentador sano.

De esta manera se podía prescribir un medicamento en forma segura y efectiva.

Aún en la actualidad la homeopatía unicista se basa en la prescripción de un solo medicamento a la vez y solo en casos extremadamente necesarios se recurre a la utilización de un medicamento como intercurrente.

Pero en líneas generales podemos afirmar que la combinación multimedicamentosa no es una propiedad de la homeopatía, al menos no en el unicismo, ya que cuando comienza la reacción curativa despertada por el medicamento en el enfermo, si se dan varios medicamentos para tratar un mismo problema no se sabrá nunca cual es el medicamento que actuó y se corre el peligro que los medicamentos se antidoten entre sí, al ser utilizados en dinamizaciones muy bajas, no obteniendose el resultado esperado en el tratamiento homeopático.

 

¿Cuales son las diferentes escuelas Homeopáticas?(Arriba)

Convencionalmente se dice en el argor homeopático que fundamentalmente son tres:

Unicistas

Pluralistas

Complejistas

 

Los Unicistas

Es la escuela que propende seguir los principios rectores de la homeopatía pura, se ha ido perfeccionando con el objetivo de llevar a feliz término la aspiración de su fundador.

El unicismo aconseja prescribir un solo remedio por vez, sea en dosis única o continuadas por el método llamado plus, este remedio cuidadosamente seleccionado debe cubrir y curar la totalidad de la persona enferma, dicho remedio único o SIMILIMUM debe corresponder a la parte principal de los síntomas observados, en el caso de utilizar una dosis única en el enfermo se prescribirá una sola vez y no se volverá a renovar hasta que no cese su efecto.

 

Los Pluralistas

Esta doctrina se basa en que cada sujeto enfermo padece de trastornos sensoriales, funcionales, y lesiónales y convendría un remedio a alta dinamización para su sensorio; otro a mediana potencia para sus perturbaciones funcionales y otro u otros a baja potencia para los problemas orgánicos.

Estos médicos prescriben varios remedios en tomas separadas a lo largo del día. De esta forma el conjunto de remedios va a abarcar el conjunto de síntomas del enfermo. Con carácter didáctico podríamos decir que El SIMILIMUM se sustituye por varios SIMILES.

El terapeuta irá variando los remedios en función de la evolución de los síntomas.

 

Los Complejistas

Esta escuela no se ciñen a los parámetros de la homeopatía pura, utiliza fórmulas compuestas en las que todos los componentes indicados son complementarios, se mezclan en un solo frasco varios medicamentos unitarios que funcionan por acción sinergística. La prescripción normalmente la suelen hacer, sobre todo, en gotas a bajas dinamizaciones y algunos en tintura madre. Algunos médicos pueden separadamente recetar un remedio que denominan de fondo en media o alta dilución. Bajo esta doctrina no es necesario comprender al ser humano en sus diferentes esferas mentales emocionales y físicas como en el unicismo de allí el hecho de la popularidad que ha adquirido este sistema; pero tiene la limitación de no alcanzar la profundidad necesaria para lograr una verdadera “curación total”.

 

“El cuerpo no es la prisión del alma, sino un servidor y un instrumento a su servicio; la unión del alma y del cuerpo no es un castigo del alma, sino un enlace bienhechor, gracias al cual el alma humana alcanzará su completa perfección”

Gilson

(Citado por el Dr.Alfonso Masi Elizalde en el acta No 1 del instituto james tylor kent )

 

 

¿Qué es el vitalismo?(Arriba)

Mientras la medicina antigua u Alopatía siendo regida por el paradigma materialista-positivista, le da primordial importancia al cuerpo físico, considerando las emociones y los pensamientos como simples epifenómenos del cuerpo material. A través del principio vitalista la homeopatía comprende al Ser Humano como una totalidad indivisible, con un orden de jerarquía que abarca desde las más sutiles estructuras, principios y valores espirituales hasta las expresiones e interconexiones más complejas de cuerpo físico-material, considerando la fuerza o energía vital como el intermediario que permea y comunica los diversos niveles estructurales.

Samuel Hahnemann al fundamentar la homeopatía se apoyó en el vitalismo, una filosofía basada fundamentalmente en el concepto de fuerza vital, la que él interpreta como una energía o fuerza que pone orden en la economía en el estado de salud, llegando a ser la enfermedad la forma como se manifiesta que se ha perturbado de alguna manera el funcionamiento armónico de esta fuerza vital.

Bajo esta concepción la salud es el ritmo normal de la fuerza vital y la enfermedad el ritmo perturbado de la misma.

Algunos pensadores que antecedieron a hahnemann en la concepción del vitalismo y fuerza vital son:.

Friedrich Kasimir MEDICUS (1774 ) iniciador formal del vitalismo, para quien “el SER del hombre se halla compuesto por un alma espiritual, una fuerza vital y un cuerpo material. La voluntad del alma solo podría actuar sobre el cuerpo por intermedio de la fuerza vital 6.

SANTO TOMAS DE AQUINO (1225-1274), filósofo y teólogo italiano, en la suma teológica dice: “Cuerpo y alma forman una única sustancia mientras el hombre viva, substancia que es neutral, por que el hombre no es solamente cuerpo ni únicamente alma: Ambos lo constituyen como si fuera una tercera sustancia. ...El hombre es una unidad de cuerpo y alma, no un alma en un cuerpo. El alma mueve al cuerpo y el cuerpo también al alma.... Pero el cuerpo no mueve el alma sin el alma, puesto que los poderes que ejerce para obrar le viene de ella, siendo como es la idea vital el principio primero de la constitución del cuerpo”

 

“lo que es néctar para un hombre, puede ser veneno para otro. Depende de las diferentes sensibilidades. Uno no debe imponer sus ideas sobre los demás”

Maharaj Kirpal Singh Ji

 

Consideraciones que deben tener los pacientes que acuden a la homeopatía.

El paciente que va iniciar un tratamiento con un verdadero médico homeópata debe tener en cuenta las siguientes consideraciones:

- La medicina Homeopática es completamente diferente a la medicina clásica, oficial o antigua. Evite comparar estos sistemas médicos

- La Homeopatía persigue una curación lo más profundamente posible. Eliminar la raíz del problema y no solo colocar pañitos de agua tibia.

- El paciente debe estar dispuesto a generar un cambio en su vida, pues la enfermedad es el resultado al cual ha llegado por inadecuadas pautas de vida, aunque éste aún no sepa el por que, ni lo entienda. La verdadera Homeopatía busca dar las condiciones para que el paciente evolucione y adquiera un nivel de consciencia superior.

- Para una buena toma del caso el paciente debe expresar sus síntomas de manera abierta sin temor a ser criticado debe “mostrar su alma”, ya que allí puede estar la diferencia entre la enfermedad y la curación.

- No solamente debe hablar de sus síntomas físicos pensando que estos son los únicos importantes, sino también de los emocionales y de los mentales cuando así lo amerite el caso.

- La verdadera Homeopatía se basa en la búsqueda de la más completa individualización.

- Esta misma meticulosa individualización es la que permite que se den curaciones que son sencillamente sorprendente, hasta en aquellas patologías que son consideradas incurables por otros métodos médicos.

- Recordar siempre que los medicamentos homeopáticos comportan una onda informativa7, por lo tanto la forma de consumirlos en muy diferente a los de la medicina corriente. Muchas veces es suficiente con pocas tomas para que se haga evidente la mejoría y allí inmediatamente suspender el remedio.

- Olvidarnos de la creencia popular que considera que si las primeras tomas de un medicamento me sentaron bien, la reiteración prolongada sentara mejor, pues esto no es aplicable a la Homeopatía.

- El paciente debe iniciar un proceso de auto-observación para mantener al tanto al médico homeópata de los cambios dados en él en sus diferentes esferas, mental, emocional y física, pues de una adecuada

retroalimentación dependerá en un gran porcentaje, que se de o no una verdadera curación.

 

“Las cadenas del hábito son generalmente demasiado débiles para que las sintamos, hasta que son demasiado fuertes para que podamos romperlas”

Samuel Johnson

 

¿Que se conoce por salud y como la concibe la homeopatía?(Arriba)

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define la salud como la estabilidad física, psíquica y social del individuo.

Al analizar esta definición, surge la pregunta, ¿con los métodos de curar que nos ofrece el sistema de salud actual, llegamos siquiera lejanamente a este equilibrio, físico, psíquico-emocional o social?, e indudablemente la respuesta es negativa, pues aunque en teoría la definición de la O.M.S es muy completa; en la práctica la salud termina siendo solamente “la ausencia de órganos enfermos” con lo que terminamos reduciendo una completa definición de SALUD, a una sencilla forma simplista de neto corte materialista, que ve al ser humano como un objeto, como una maquina.

Es triste ver como muchas personas consideran equivocadamente al ser humano, al que conciben solamente como un conjunto de órganos y nada más que eso, y que al presentar algún signo o síntoma molesto hay que inmediatamente acallar a como de lugar, por lo que de lógica consecuencia se cree haber llevado al estado de “salud” a una persona, cuando apenas le han quitado algunos síntomas de un órgano, mientras el resto de su ser aún permanece enfermo.

Para la Homeopatía, esto es totalmente diferente, para ella el camino de la verdadera salud no es la simple desaparición de los procesos patológicos o el silencio de una queja, sino, un estado de armonía de la mente, los sentimientos y el equilibrio fisiológico de los órganos; ya en esta condición de ataraxia, de tranquilidad, el ser doliente tendrá las condiciones adecuadas para buscar y adquirir aquellos conocimiento que le permitan el desarrollo y evolución a un estado superior de conciencia, trasformándose así en un mejor ser, en el que la enfermedad brillará por su ausencia.

 

Cual es el estado de la homeopatía en el mundo.

Este es un breve resumen de la situación de la medicina Homeopática en el mundo.

La homeopatía se utiliza actualmente en más de 80 países de todo el mundo, principalmente en Europa. También está presente en América del Sur y del Norte (Brasil y Argentina, México y Estados Unidos)

En algunos países, la homeopatía está integrada en el sistema sanitario (India, México, Brasil) mientras que en otros su práctica está autorizada pero no legislada (Argentina).

 

-Brasil

Nueve millones de brasileros utilizan la homeopatía en este país, en la que es una especialidad médica reconocida desde 1980 por el Conselho Federal de Medicina. Entre los 15.000 médicos brasileños que practican la homeopatía (de un total de 300000 médicos), se encuentra un gran número de pediatras.

 

-Estados Unidos

Los medicamentos homeopáticos se oficializaron en 1938 Las condiciones de su puesta en el mercado fueron precisadas por la FDA (Food and Drug Administration) en el Compliance Policy Guide de 1988. La Asociación médica americana no es favorable a la homeopatía, por lo que en este país los médicos homeópatas sólo son unos cientos de un total de 600.000 colegiados.

En 11 de los 50 Estados, un cierto número de profesionales de la sanidad no médicos, principalmente naturópatas, están legalmente autorizados para recetar medicamentos homeopáticos.

 

-México

La homeopatía está oficialmente reconocida por 4000 médicos homeópatas de un total de 92.000 colegiados.

 

-Alemania

3.500 médicos de un total de 258.000, recetan normalmente homeopatía, al igual que 10.000 naturópatas reconocidos autorizados para practicar la medicina exceptuando cierto número de actos médicos).

 

- España

1.200 médicos recetan habitualmente homeopatía. La mitad de los nuevos médicos que se forman en la homeopatía son especialistas con una práctica hospitalaria.

 

-Francia

La Francia se clasifica en la 1ª posición de los países que utilizan medicamentos homeopáticos. Cada vez más franceses eligen estos medicamentos, han pasado del 40 % en 2002. Asimismo, el 74 % de los pacientes se declaran «dispuestos a cuidarse con homeopatía si su médico se lo receta.

El 69 % del cuerpo médico estima que la homeopatía es una opción terapéutica eficaz.

El informe Lebatard-Sartre, solicitado por el Consejo de los Colegios Médicos de Francia publicado en 1997, reconoce a la homeopatía como práctica médica.

 

-Italia

El 8,2 % de los italianos utilizan medicamentos homeopáticos, los cuales están disponibles en una de cada dos farmacias.

7.000 médicos recetan habitual u ocasionalmente un tratamiento homeopático.

 

-Inglaterra

El 10 % de la población británica consulta a un médico homeópata.

600 médicos practican habitualmente la homeopatía de los 1.300 miembros diplomados de la Facultad de Homeopatía de Londres que ejercen en todo el mundo.

En 1994, un informe oficial muestra que el 45 % de los médicos británicos no dudan en dirigir a sus pacientes hacia un colega homeópata.

 

-Rusia

10.000 médicos rusos de un total de 565.000 colegiados dispensan tratamientos homeopáticos.

 

-India

Más de 250.000 homeópatas (estatus específico a India) y 75.000 auxiliares médicos recetan homeopatía. Casi el 10 % de la población (aproximadamente 10 millones de personas) recurren a la homeopatía, que está inscrita en el sistema nacional de sanidad indio junto con la medicina occidental y los dos sistemas de medicina india, Ayurveda. Los médicos que desean recetar medicamentos homeopáticos deben recibir un curso particular definido por el Consejo Central para la Homeopatía que depende directamente del Ministerio de Sanidad.

 

Los hospitales

El importante interés que ha suscitado la homeopatía en los médicos ha conducido a la creación de hospitales homeopáticos en casi todo el mundo y en especial en Europa y EE.UU.

Los hospitales más conocidos en Europa son el Glasgow Homoeopathic Hospital, y el Royal London Homoeopathic Hospital en Inglaterra y el Hospital Saint-Jacques à Paris.

En México, se estima que se realizan 120.000 consultas cada año en los dispensarios y hospitales homeopáticos oficiales.

Algunos países, como Rusia, tienen actualmente nuevas consultas de homeopatía en medio hospitalario. En Rusia, las policlínicas en las que trabajan médicos homeópatas, si llega el caso, orientan a los pacientes hacia consultas hospitalarias.

De este modo, los pacientes pueden ser hospitalizados y seguidos por el médico homeópata que les trata. Al mismo tiempo, centros especializados o clínicas, permiten dar a los pacientes un seguimiento con un tratamiento homeopático. El centro homeopático de Moscú, que emplea a 120 médicos homeópatas festejó su 90 aniversario en el año 2000.

En Francia, en París, el Hospital Saint-Jacques y el dispensario Hahnemann continúan con una larga tradición de cuidados homeopáticos.

En Argentina la homeopatía está reconocida por el Ministerio de Salud pero no está legislada aún y este cuenta país con tradición de homeopatía desde 1810 (el Gral San Martín cruzó los Andes con un botiquín homeopático) y El Gral B. Mitre tenía otro de uso personal en su poder) que no ha podido vencer la resistencia existente desde los Consejos Médicos para instaurar su uso dentro de la Medicina oficial.

Lo primero es no hacer daño (Primum non nocere)

Hipócrates

 

¿Cuáles son las Enfermedades que pueden ser tratadas más eficazmente con Homeopatía?(Arriba)

Al responder esta pregunta hay que tomar en cuenta varios aspectos.

Primero: En Homeopatía tratamos enfermos y no enfermedades, es decir, tomamos en cuenta todos y cada uno de los síntomas que el paciente manifiesta durante su padecimiento, síntomas físicos, afectivo-emocionales y mentales por tanto nuestro tratamiento van enfocado a la curación integral del paciente, lo que por simple lógica nos permite deducir que curando a la persona sufriente integralmente, la enfermedad que este tenga llámese como se llame desaparecerá.

 

Segundo: El remedio homeopático actúa estimulando la capacidad de autocuración que el organismo tiene, o sea el remedio envía una información que ayuda a reencausar el desequilibrio profundo permitiendo así una verdadera curación.

En otras palabras el homeópata estimula y proporciona las condiciones necesarias para que el organismo del paciente por sus propios medios comience a curarse, es decir ya no es el remedio el que me hace sentir bien sino que el remedio cuidadosamente seleccionado estimula a mi organismo para que este se cure.

 

Podemos decir en conclusión entonces que con homeopatía se puede tratar todas las enfermedades que perturben al ser humano sean estas mentales emocionales o físicas. Podemos decir también que no hay enfermedades incurables sino enfermos incurables.

 

¿Por qué algunos dicen que la Homeopatía es lenta para curar?(Arriba)

Hay que dejar bien claro es que la homeopatía no es lenta para curar, quienes la vida nos ha regalado la posibilidad de ejercerla o de ser atendido por un digno representan de ella sabemos de la rapidez con que se puede sacar un caso agudo-grave bien prescrito, en cuestión de minutos se notan los beneficios. En los casos crónicos es igual, la mejoría cuando el remedio se ha seleccionado adecuadamente no se hace esperar y en cuestión de días comenzara a notarse los cambios positivos.

Pero existen varios factores que influyen para que se den este tipo de comentarios el primero es que:

1- En muchos casos, las personas acuden a la homeopatía solo cuando es su último recurso, cuando ya están hartos o desencantados de la medicina ortodoxa, o cuando los efectos colaterales de ésta, les impide continuar con el tratamiento médico oficial. Para entonces, la enfermedad con frecuencia ya está bastante arraigada en el organismo, ya es crónica o ha provocado cambios potencialmente irreversibles en él, daños lesiónales en estructuras que son de vital importancia y que con un método terapéutico o con otro, requerirán un tratamiento sostenido y continuo.

En estos casos el médico homeópata, suministrará un medicamento que va ha actuar desde la profundidad, para restablecer poco a poco la salud al individuo.

 

2- La velocidad de la respuesta al tratamiento depende de factores relacionados al paciente y factores relacionados a la enfermedad misma.

Los factores relacionados al paciente:

A. Capacidad de auto observación, que le permita describir adecuadamente sus síntomas, su sentir, sin negarle nada importante al homeópata pues allí puede estar la diferencia entre la enfermedad y la curación

B. Edad, sexo,

C. Estado de salud previo a la enfermedad,

D. La capacidad de autocuración del organismo

E. Hábitos (ejercicio, alimentación, reposo, etc).

 

Los factores relacionados a la enfermedad, abarcan:

Si ésta es sensorial, funcional o lesional

El órgano en que esta ubicado la patología

La magnitud del daño lesional y los cambios estructurales que se han dado

El tiempo de evolución de la enfermedad

Su naturaleza, traumática, viral, bacteriana, autoinmune, psicosomática, etc..

En fin... Lo que podemos decir en términos generales, es que si el medicamento está bien indicado, no deberá pasar mucho tiempo antes de notarse una respuesta favorable y objetiva.

Para los padecimientos agudos, unos minutos u horas será un tiempo razonable. Para los padecimientos crónicos, hasta una semana quizás tenga que pasar antes de notar estos cambios benéficos lo cual es entendible pues no se pretende paliar ni suprimir los síntomas sino curar de raíz del problema que aqueja a la persona y esa ya es una gran diferencia.

 

¿Quienes pueden tratarse con Homeopatía?(Arriba)

En pocas palabras podemos decir que con Homeopatía pueden tratarse y curarse, cualquier persona que no quiera alargar más su sufrimiento, que desee recuperar verdaderamente su salud, que quiera tener una vida en armonía, y que anhele que su salud sea natural.

Se puede afirmar con toda certeza, que la Homeopatía es tan saludables, que beneficia indistintamente a mujeres en estado de embarazo, lactantes, niños, adolescentes, adultos y adultos mayores, en síntesis todas las personas pueden favorecerse con la medicina Homeopática sin distinción de raza, sexo, religión o clase social.

 

¿Que enfermedades pueden curarse con Homeopatía?(Arriba)

Con homeopatía se pueden curar casos agudos, graves, crónicos, mentales, emocionales y físicos; es decir cualquier “enfermedad”6 que perturbe al ser humano.

Por ser verdaderamente integral, la homeopatía aborda al ser humano sufriente, en su esfera mental, afectivo-emocional y física, estimulando la capacidad de autocuración que tiene el organismo (vital)7, llevándolo a un estado de armonía.

Ya en esta condición de armonía este ser toma las riendas de su curación, ahora es él, el que se está curando, sin ser necesario depender toda la vida de medicamentos invasivos, paliativos que solo dan alivio momentáneamente y que lo máximo que hacen es servir de “pañito de agua tibia”.

 

¿Qué puede hacer la Homeopatía por las personas declaradas incurable y que han sido desahuciadas?(Arriba)

La Homeopatía es una luz de esperanza para estos pacientes, porque al realizar un abordaje en forma integral, logra mejorar el funcionamiento total del constructo vital del ser sufriente, por lo tanto no nos extrañaría que la persona que esta padeciendo gravemente comience a sentirse mejor, se estanque su enfermedad y pueda comenzar a revertirse; pero, en un ultimo caso, en que la situación sea demasiado delicada, lo mínimo que puede brindar la Homeopatía, ejercida por un digno representante de ella, es lograr atenuar todas las molestias, para que así este paciente pueda tener unas condiciones adecuadas de vida, durante el tiempo que Dios así lo desee, con la gran ventaja de tener muy poco sufrimiento y una plena lucidez mental para poner en orden sus cosas.

La clave es la curación de la enfermedad a través de la curación del enfermo y no a la inversa. Curando al enfermo cualquier enfermedad que éste tenga tiende ha desaparecer, Este es el verdadero camino de la curación.

 

 

¿Para que sirve este remedio homeopático?(Arriba)

Esta es una pregunta bastante frecuente para poder responderla se tiene que saber que un medicamento homeopático es una onda informativa que cuando es bien suministrada reordena el funcionamiento completo del organismo vital, activa los mecanismos curativos físicos, emocionales y mentales del ser sufriente, sirviéndole no a un solo síntoma sino a una persona en forma integral, ayudándole a poner en orden la totalidad de su ser.

Cuando se habla de un remedio homeopático unitario hay que tener claro que su campo de acción es tan abarcativo y profundo que no se puede decir que sirve solo para un síntoma o enfermedad específica, como sucede en la medicina convencional, sino que sirve íntegramente a una persona en particular, de allí la gran diferencia que se hace notable en las maravillosas y sorprendente curaciones a que tienen lugar con este bello sistema médico.

Cuando hablamos de un medicamento complejo o antihomotoxico la situación es más sencilla pues estos solo actúan sobre síntomas específicos de tropismo físico, mejorando únicamente una parte y no la totalidad del ser sufriente.

 

¿Durante el embarazo y el parto se pueden utilizar medicamentos homeopáticos ?(Arriba)

Por supuesto que sí, pues debido a la especial preparación de los medicamentos homeopáticos, con éstos no se corre el mínimo riego de provocar ningún efecto adverso. Tengamos presente que la Homeopatía está a favor de las leyes de la naturaleza, que son las leyes de Dios, por tanto el tratamiento homeopático ayuda, acompaña, apoya, para que se cumpla de la manera más rápida y satisfactoria el plan divino.

Un tratamiento Homeopático tiene como objetivo primordial estimular las diversas funciones necesarias para el correcto funcionamiento del organismo vital. Por esto es una excelente opción, ya que indudablemente ayuda a optimizar el embarazo facilita el parto, y beneficia extraordinariamente al bebé.

El uso de homeopatía durante este período definitivamente facilita la tarea y optimiza las condiciones del desarrollo fetal. Es un hecho que los niños nacidos bajo tratamiento homeopático lloran menos, tienen menos problemas durante el desarrollo y son más tranquilos y más sanos.

En resumen los remedios homeopáticos durante el embarazo y el parto son:

- Eficaces.

- Seguros.

- No tóxicos, ni para la madre, ni para el feto.

- Equilibran física y psíquicamente.

- Benefician también al feto: son niños más tranquilos, más sanos.

- Los partos son mucho menos dolorosos, más placenteros.

- Las contracciones son más regulares y rítmicas.

- Se evitan en la mayoría de los casos las distocias de cuello por rigidez del mismo, lo que ocasiona detención en el progreso de la dilatación, y que casi siempre termina en cesárea.

- Se evita el uso sistemático de la anestesia peridural.

- En las roturas prematuras de membranas, son útiles para estimular el comienzo del trabajo de parto, sin necesidad, muchas veces, de recurrir a la inducción con occitocina.

 

¿Dónde podemos encontrar disponible un buen medicamento homeopático?(Arriba)

Los verdaderos medicamentos homeopáticos tienen una forma muy especial de preparación que va de acuerdo con la receta indicada por el profesional Homeópata. Estos medicamentos normalmente no están listos a la venta envasados desde el laboratorio de origen, sino que la farmacia autorizada es quien a partir de la sustancia base, que puede ser de origen vegetal, mineral o animal, los somete a un riguroso proceso de dilución y sucusion (dinamización), para ser transformado de sustancia base a medicamento homeopático. El cual después será utilizado para impregnar los glóbulos o las gotas, dependiendo de la forma recetada.

Por todo lo anterior, estos medicamentos solo pueden elaborarse en farmacias homeopáticas, que posean un laboratorio o zona de producción destinada para tal fin. La cual tiene que cumplir con las normas higiénicas, técnicas, locativas y de control de calidad estipuladas por los entes reguladores. La farmacia médica Homeopática “Ser Humano”, cumple con todas estas condiciones, contando con un equipo de trabajo altamente calificado que permite brindarle al Homeópata y a sus pacientes un servicio de óptima calidad.

 

¿Qué tiene que ver la Iridología con la Homeopatía?(Arriba)

La homeopatía se basa exclusivamente en el diagnóstico a través de los síntomas del paciente y sus modalidades particulares que lo individualizan. Es así que, luego de escuchar atentamente al enfermo y tomar los síntomas claves o guías y repertorizarlos, el médico homeópata esta en condiciones de diagnosticar que medicamento necesitará su paciente para despertar la reacción vital necesaria para lograr su mejoría o curación.

La iridología es un complemento diagnóstico no homeopático, y su única relación con la homeopatía es debido a una transgresión de los principios de la misma, en la que el diagnóstico del paciente se pretende realizar mediante la observación del iris dejando de lado todos los principios fundamentales enunciados anteriormente. (ver cuales son las bases o principios de la homeopatía).

El iris refleja en sí mismo todos los cambios que se van dando en un enfermo, pero solo sirve para diagnosticar a nivel orgánico y tal vez funcional. Estando este a la altura de un sofisticado método complementario de diagnóstico como sería una tomografía de resonancia o una ecografía en tres dimensiones, que nos aportan imágenes del estado de nuestra enfermedad en el nivel material, sin decir nada profundo del estado mental, emocional o general del paciente. La iridología no se enseña en ninguna escuela de homeopatía unicista y su relación con la homeopatía es más con el complejismo y pluralismo . (ver escuelas).

 

¿De donde proceden los medicamentos Homeopáticos y como actúan?(Arriba)

Los medicamentos homeopáticos proceden de diversas fuentes, tales como animales, vegetales y minerales pero también pueden derivar del mismo organismo humano o de sustancias u objetos que aparentemente no tienen ninguna funcionalidad medicinal, pero que el estricto procedimiento de dinamización homeopático saca a relucir.

Los medicamentos homeopáticos son preparaciones altamente diluidas y sucucionadas, que han sido sometidas a un minucioso proceso a través del cual pierden toda posibilidad de toxicidad y de efectos secundarios pero que a su vez estos mismo procedimientos resaltan todos los efectos curativos que la sustancia a utilizar pueda tener. El remedio homeopático actúa estimulando la capacidad de autocuración que el organismo vital posee, o sea el remedio envía una información que ayuda a reencausar el desequilibrio profundo que a originando la autentica enfermedad, permitiendo así una verdadera curación, estas leyes son tan sólidas que han sido reconfirmadas sin falta durante más de 210 años, comprobándose reiterativamente la efectividad y eficacia de este sistema terapéutico.

 

 

¿Qué contraindicación, efectos secundarios o iatrogénicos pueden tener estos medicamentos?(Arriba)

Los medicamentos Homeopáticos no tienen ningún efecto secundario, contraindicación, ni se corre con ellos el riesgo de efectos iatrogénicos debido a que la preparación de un medicamento homeopático se basa en un estricto proceso de dilución y sucusion (dinamización), es así que a medida que aumenta la dinamización o fuerza medicamentosa disminuye paralelamente su concentración y por lo tanto es incapaz de producir ningún tipo de toxicidad. Recordemos a demás que superado el número de avogadro8 lo que actúa es la información que comporta el remedio.

 

Preparación de los medicamentos Homeopáticos.(Arriba)

Para llevar a feliz término un medicamento homeopático hay que ceñirse a los estrictos requisitos que se establecen en las farmacopeas homeopáticas, donde se estipula cada procedimiento en particular para elaborar las cepas homeopáticas o tinturas madres, y las posteriores dinamizaciones, estos métodos de elaboración serán diferentes si el medicamento a transformar deriva del reino animal, vegetal o mineral.

 

Algunos de estos requisitos son:

1-La perfecta individualización. Es preciso conocer bien las distintas características, de la planta, animal, o mineral que será la materia prima, se tiene que definir con certeza la especie, género, familia, orden, o clase. Hay que dejar claro que quien realiza esta búsqueda, selección y recolección no puede ser cualquier persona; sino botánicos, zoólogos o mineralogista expertos dedicados exclusivamente a esta labor.

2-Exactitud. Es necesario un exacto conocimiento de la parte que se debe utilizar por ejemplo si es una Planta saber si se toma entera o una parte de ella: hojas, flores, raíces, cortezas, frutos, sus zumo o secreción etc. Si es un Animal saber si se toma entero o triturado, parte de él.

3-Época del año, estado de la planta y condiciones atmosféricas en que debe recogerse la planta, Igual que la edad o condiciones en que debe recogerse el animal o mineral.

4-Las sustancias a utilizar y sus condiciones:

- Si es vegetal tener claro si se utiliza en estado fresco o seco

- Si es animal en que condición se utiliza, vivo o muerto, fresco o seco.

- Hay que tener claro si la sustancia a utilizar es un mineral anhidro (sustancia en cuya composición no entra el agua, o que han perdido la que tenían) o hidratado.

5-Lugar o zona de recolección: Es bien sabido que todo hombre o animal vive y se sienten mejor en determinados lugares, y que ciertos minerales se dan más puros en determinados lugares, mientras en otros países no se consiguen. Así también las plantas se desarrollan mejor bajo ciertas condiciones atmosféricas y condiciones del suelo, donde el hábitat le sea más propicio.

Este conjunto de condiciones hace que cada sustancia tenga sus características propias, por eso en las preparaciones homeopáticas las materias primas son recogidas en el lugar original donde se tomo esa primera muestra para la experimentación pura, en la misma época del año, todo esto es extremadamente necesario para tener medicamentos siempre efectivos y eficaces. El tomar la materia prima de otra zona o país no es nada correcto pues no podría garantizarse la efectividad y originalidad del medicamento. Para ejemplificar esto veamos el caso del ARNICA MONTANA. La especie de Arnica, que es oficinal en nuestra Materia Médica, o sea la Arnica montana, no se da en América pues es originaria de Europa la tintura debe prepararse con la toda la planta cuando está en florecencia tomandola con sumo cuidado y normas de asepcia o en su defecto con las raíces de la planta; por que las flores en cierta epoca de la florecencia son infestadas por un insecto la musca arnicae cuyo cuerpo y huevos, al ser incluidos en la tintura, modifican considerablemente la acción de la droga pura, y naturalmente le agregan síntomas ajenos a la acción genuina de Arnica.

6–Determinar si la sustancia a utilizar es el producto de un proceso químico industrial o de laboratorio microbiológico.

Estos son solo algunos requisitos generales que se tienen en cuenta a la hora de elaborar un medicamento Homeopático, por que en realidad el proceso es aún más estricto.

 

¿Que es una farmacopea Homeopática?(Arriba)

La Farmacopea es un libro en que se expresan las sustancias medicinales que se usan más comúnmente, el modo de prepararlas y combinarlas. Es un repertorio que publica oficialmente cada Estado como norma legal para la preparación, experimentación, prescripción, etc., de los medicamentos homeopáticos.

 

¿Cuales farmacopeas se aceptan en Colombia para la Preparación de los medicamentos Homeopáticos?(Arriba)

En Colombia se aceptan como farmacopeas Homeopáticas oficiales las siguientes:

La Alemana, Estados Unidos de norte América, Francesa, Británica, Mexicana y Brasilera y la que en su momento rija para la unión europea, en su última edición vigente.

 

¿Quien vigila la calidad y seriedad de los medicamentos homeopáticos?(Arriba)

Al igual que cualquier medicamento de síntesis química, los medicamentos homeopáticos son controlados por el MINISTERIO de PROTECCIÓN SOCIAL, el INSTITUTO NACIONAL DE VIGILANCIA DE MEDICAMENTOS Y ALIMENTOS “INVIMA” y DISTRISALUD estas entidades se encargan de hacer cumplir lo establecido en los DECRETO 3554 DE 2004, DECRETO 1861 2006 Y DECRETO1737 DE 2005: En los que se reglamentan el control y vigilancia de los medicamentos homeopáticos y establecen todos los requerimientos que deben cumplir los laboratorios y farmacias homeopáticas para poder funcionar legalmente en Colombia.

Mi Hogar Saludable TV

Nuestros Productos

Please update your Flash Player to view content.

Literatura

Please update your Flash Player to view content.
Sede Barranquilla
Calle 75 No. 44 - 49
Teléfono: (5) 358 91 24 - (5) 301 13 32 - Fax: (5) 358 91 24
Email: farmacia_homeopatica@serhumano.com.co
Diseno Web Balacot